Estudio pionero del IPLA y el HUCA sobre la alergia a las proteínas de la leche en menores

Noticia completa en RTPA

Analizan las heces de niños sanos y diagnosticados con un seguimiento de años

La alergia a las proteínas de la leche de vaca es la más común en el primer año de vida de los recién nacidos. Entre el 1% y el 3% los pequeños están diagnosticados. El problema es que no siempre es fácil dar con la alergia.

El estudio impulsado hace un año por el Instituto de Productos Lácteos, el IPLA y por el HUCA, con la financiación del Ministerio de Ciencia, se centra en identificar biomarcadores en las heces que permitan el diagnóstico de estas alergias retardadas.

Cuentan con un grupo de control de 25 pequeños sanos y otro de 30 diagnosticados. A todos les van a hacer un seguimiento durante dos años. A pesar de lo incipiente del estudio los investigadores aprecian ya diferencias.

El proyecto ‘Micro allergy milk’, en el que también colaboran dos centros de salud y los hospitales de Cabueñes y San Agustín, abre la puerta al desarrollo de alimentos personalizados, a los que se extraería la proteína que causa la alergia, manteniendo el resto de nutrientes.

Otra vía a explorar a medio plazo sería afinar aún más el diagnóstico desarrollando una tecnología que permita identificar qué proteína concreta es la que causa la alergia.